Poner vídeos restringidos en WordPress

Actualizado el

Muchos de los que tenemos un membership, plataforma de formación o contenido exclusivo para usuarios registrados, en muchos casos necesitamos restringir contenido. En este artículo te explico cómo poner vídeos restringidos en WordPress.

¿Cómo restringir vídeos en WordPress?

Por norma general, los vídeos tienen un valor más alto que los artículos escritos, ya que nos cuesta más hacerlos (grabarlos, editarlos, etc).

Es normal, por tanto, que quieras ofrecer este contenido a usuarios especiales, colaboradores o suscriptores de tu sitio web.

Pero  ¿cómo hacerlo?

Para poner vídeos restringidos en WordPress necesitarás, básicamente, dos cosas:

  • Un plugin de membresía, que permita el registro o suscripción de usuarios en tu sitio web.
  • Una plataforma que permita alojar tus vídeos y limitar la visualización a tu propio dominio.

En el momento que subes un vídeo a YouTube, aunque lo ocultes, el vídeo sería accesible para todo el público que disponga de la URL e incluso podría descargarlo.

Por otro lado, si marcas el vídeo como privado en YouTube, sólo podrás visualizarlo tú, por lo que tampoco sería visible desde tu sitio web.

Sin embargo, hay varias opciones para limitar la visualización de tus vídeos sólo al dominio de tu WordPress.

Vimeo

Quizás esta sea la plataforma más conocida, después de YouTube, para subir vídeos ya que, entre otras cosas, si contratas alguno de sus planes premium, te dan la posibilidad de restringir la visualización del vídeo sólo desde determinados dominios.

Es decir, si alguien intenta incrustar el vídeo en otra web, aparece un mensaje de error e impide su reproducción.

Otra ventaja que tiene Vimeo frente a YouTube, es que te permite sustituir el vídeo después de haberlo subido, sin modificar la URL. Esto te facilita mucho la actualización de contenido sin tener que editar también todos las entradas en las que has incrustado el vídeo.

Sin embargo, Vimeo presenta varios inconvenientes:

  • Aunque en las características de sus planes te venden que tienen una transferencia ilimitada (es decir, no hay límite de reproducciones), lo cierto es que según las condiciones de prestación de servicios, si ellos consideran que has excedido un ancho de banda “razonable” tendrás que pagar un extra de varios miles de euros si no quieres que te bloqueen la cuenta.
  • En su plan premium más básico tienen prohibido el alojamiento de vídeos para fines lucrativos. Es decir, no podrías utilizar vídeos alojados en Vimeo para mostrarlos a usuarios de pago de tu WordPress. Para poder hacerlo, tienes dos opciones:
    • Contratar un plan superior (bastante más caro y poco rentable para la mayoría de usuarios).
    • Utilizar el sistema de membresía de Vimeo (por el que también les tienes que pagar) y hacer que el contenido se vea directamente allí para usuarios de pago.

Publitio

Se trata de otra plataforma de alojamiento de archivos multimedia que te permite, en algunos de sus planes, la restricción de la visualización de los vídeos a uno o varios dominios.

Además tienes la posibilidad de personalizar el reproductor de vídeo y elegir entre distintos snippets. Incluso cuenta con un pluginPlugin Complemento que se añade a la instalación de WordPress para dotarla de más funciones. Existe un repositorio oficial con miles de completos disponibles para instalar. gratuito para WordPress que te permite incrustar los vídeos directamente.

En cuanto a las ventajas de esta plataforma, podría destacar:

  • Transparencia en el almacenamiento y transferencia máxima mensual permitida (dependiendo de cada plan)
  • Posibilidad de incrustar una marca de agua (logotipo) en el vídeo para que siempre aparezca en alguna esquina del vídeo y demuestre su autoría.
  • Puedes crear un subdominio propio y alojar los vídeos en él.

Por otro lado hay que tener en cuenta que, aunque esta Publitio no tienen restricciones en cuando a dónde o para qué incrustas tus vídeos alojados con ellos, los precios de sus planes no son asequibles para todos los bolsillos.

Sin embargo, si te das prisa, hay una oferta más que aceptable en APPsumo, donde puedes elegir un plan a un precio más asequible, pero pagado de por vida. ¡Échale un ojo!

Plugin Private Video

Otra alternativa consiste en alojar los vídeos en tu propio hosting¡, en lugar de una plataforma externa, y restringir el vídeo utilizando un plugin del repositorio, a través de un bloque.

A tener en cuenta

Antes de utilizar este plugin, debes hacer tus cuentas y decidir si es viable subir los videos a tu propio hosting, teniendo en cuenta tanto el almacenamiento como el ancho de banda de tu plan contratado.

Lo más probable es que si sobrepasas los límites te acaban bloqueando tu cuenta de hosting.

Cómo funciona Simple Private Video

Instalando este plugin, añades un bloque nuevo al editor de WordPress, que te permite poner vídeos privados de la siguiente forma:

1. Inserta un bloque

Crea una entra o página nueva e inserta un bloque llamado «vídeo privado» que encontrarás dentro de la categoría «SumaPress»

2. Selecciona el vídeo a restringir

Elige un vídeo de la biblioteca de medios de WordPress o súbelo en este momento

3. Personaliza el reproductor

Selecciona el color del reproductor o introduce el código hexadecimal de tu color personalizado

4. Elige imagen de carátula

Selecciona una imagen de tu biblioteca de medios, que se mostrará sobrepuesta antes de reproducir el vídeo

5. Añade contenido alternativo

Al activar esta opción, se insertará automáticamente otro bloque en el que podrás escribir el texto que se mostrará a los usuarios no tenga permiso para ver tu vídeo restringido.

Este bloque lo puedes personalizar con un color de fondo, color del tipo de letra, tamaño, etc.

Digital Ocean

Como alternativa a alojar los vídeos en tu propio hosting, puedes utilizar el almacenamiento en Digital Oceans, que te ofrece un almacenamiento de objetos compatible con S3, con un CDN incorporado que hace que el escalado sea fácil, confiable y asequible.

Conclusión

Como ves, tienes distintas formas de poner vídeos restringidos en WordPress para que sólo sean accesibles por tus suscriptores o usuarios registrados.

Lo único que tienes que tener en cuenta, de antemano, es la cantidad de espacio que ocuparán tus vídeos y la transferencia aproximada que supondría su visualización.

Eso te ayudará a decidir el método a utilizar para poner los vídeos restringidos en tu WordPress.

Y tú ¿incrustas vídeos en WordPress para usuarios registrados? ¿Qué métodos utilizas? Deja tu comentario debajo y comparte tu experiencia con otros usuarios.

Por Juanma

Implementador y Formador especializado en WordPress, Coorganizador del grupo de Meetup WordPress Madrid. Colaborador en el equipo de traducción de WordPress España. Podcaster, YouTuber y fundador del blog WPnovatos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

El responsable del proceso es Juanma Aranda | Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios | La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado | No se transferirá ningún dato a terceros, salvo obligación legal | Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

 

Aprende a crear sitios con WordPress

Regístrate en nuestra WPacademia

Cursos completos en vídeo, para que aprendas a crear fantásticos sitios web por ti mismo, manejando los plugins, themes y page builders más utilizados.
libero. Aenean neque. quis, risus. ipsum id amet, odio commodo ante. Aliquam

Nuevo informe

Cerrar